Preparación de tomates secos en el horno solar


La deshidratación o secado es una técnica de conservación de alimentos que consiste en extraer gran parte del agua contenida en ellos, lo cual reduce la proliferación de microorganismos y evita su putrefacción.
No es complicado hacerlo si se tiene el equipo adecuado, se siguen ciertos criterios y se realizan algunos pequeños cálculos, hacerlo al ojo o a la suerte, raras veces nos llevará a resultados satisfactorios.

El equipo:
Se puede secar alimentos directamente al sol, el inconveniente es que demora demasiado y en invierno es inviable, además no es higiénico ya que el alimento está expuesto a la intemperie y a merced de insectos y otros animales.
También se puede deshidratar en hornos convencionales pero a expensas de un elevado gasto de gas o electricidad, que seguramente hará que nos replanteemos su ejecución.
Sin duda el método más eficiente es a través de un secadero solar, a escala casera el horno solar con algunas variantes en su configuración de funcionamiento, trabaja como un eficaz deshidratador solar.

Criterios a seguir:
El producto a deshidratar debe estar bien lavado y debemos excluir aquellos elementos en mal estado, además en algunos casos habrá que dar un tratamiento previo al secado para evitar cambios de color o texturas indeseables. Por ejemplo, en el caso de estos tomates hemos añadido sal, que actuará como un conservante natural.
La temperatura a la cual sometemos los alimentos es otro factor determinante, los procesos de secado se hacen entre 40º y 70º C, sin embargo hay que tener en cuenta la temperatura máxima tolerable de cada producto en particular, los tomates permiten una temperatura de trabajo de 70º C pero si deshidratamos manzanas no deberemos exceder los 50º C.
El aspecto más importante cuando deshidratamos alimentos es definir el final del proceso, un secado incompleto hará que nuestro producto se pudra o se llene de mohos u hongos al poco tiempo de almacenamiento. Para determinar ello correctamente debemos determinar el contenido residual de humedad en el producto seco ( Hs ), esto se obtiene consultando manuales de tecnología alimentaria, en ellos encontraréis tablas que dan los valores recomendados para cada tipo de alimento. Para el caso de tomates con adición de sal un valor apropiado es 10%.

Cálculos:
► Conocer el peso neto del producto ( P ) que vamos a deshidratar, esto lo obtenemos fácilmente con ayuda de una balanza. Los tomates luego de quitar las ramas y algunos en mal estado pesaron 1,80 kg.
► Determinar la humedad fresca del producto ( Hf ), este valor se consigue fácilmente buscando en internet o en manuales de tecnología de alimentos, también se conoce como porcentaje de humedad. Para el tomate cherry es 92%.
► Calcular el rendimiento ( R ), el cual es un valor constante para cada tipo de alimento y viene dado por la siguiente fórmula: R = ( 100% - Hf ) / (100% - Hs )
Por tanto en nuestro caso: R = (100 - 92) / (100 - 10) = 8 / 90 = 0,089
► Por último calculamos el peso del producto seco ( Ps ), que correspondará al contenido residual de humedad recomendada Hs a partir de la fórmula: Ps = R x P
Volviendo a nuestro caso este será: Ps = 0,089 x 1,80 kg = 0,160 kg o lo que es lo mismo 160 gr

Conclusión:
Para obtener tomates secos con un contenido residual de humedad de 10%, adecuado para su correcta conservación, deberemos continuar el secado hasta obtener un peso de 160 gramos.

Ingredientes (2 a 3 personas):
2 kg de tomates cherry
sal

Coste de la receta:
Ingredientes: alrededor de 4 euros
Energía (electricidad o gas): CERO euros
Emisiones de CO² a la atmósfera: CERO

Set de imágenes: Día 1 (clic para ampliar)



Set de imágenes: Día 2 (clic para ampliar)



Set de imágenes: Día 3 (clic para ampliar)



PD:
Nos agradará recibir tus comentarios o sugerencias, además estaremos encantados de responderte.
Si te ha gustado la receta por favor compártela con tus amigos dándole al botón de Mail, Facebook o Twitter. Gracias por tu visita.

10 comentarios:

Sory Escudero dijo...

Muy interesante el proceso. Los tomates quedan genial.
Un saludo

Jana ★ dijo...

Que post mas interesante!!
Los tomates quedan de maravilla.

Un besito
http://janakitchen.blogspot.com

Carmela (Sunflower) dijo...

qué suerte poder secar así los tomates, están deliciosos.Besos.

Marisa dijo...

Holaaaa, joooo que maravilla! lo que daría yo por poder tener un horno solar. El verano pasado cogimos un montón de tomates cherrys que cultivamos en nuestro pequeño huerto de la aldea pero al buscar como se secaban, como tu bien dices es inviable, pues dos horas el horno dale que dale me salían los tomaticos secos un poco caros. Esto si que sería ideal! Es una entrada de lo más interesante.
Un besoooo

Nikichan Zafeiry dijo...

Uff esto es ciencia jaja que aun tengo que sacarme la química..
Es estupendo :)

Curcuma dijo...

Interesante entrada, y ya veo que se le puede sacar mucho partido al horno. Un saludo.

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Me parece una opción muy interesante, pues como bien dices secarlos al sol no todo el mundo tiene un jardín y siempre pienso que recoge polvo y algún bichito y en el horno convencional me parece mucho gasto de energía.
Saludos.

Andrés Barrio de Mendoza dijo...

Gracias por vuestros aportes. El horno solar es una opción extraordinaria para deshidratar y hacer conservas caseras. A veces el alto consumo en energía nos limita a prepararlas, pero si podemos aprovechar de energía gratuita, la cosa cambia y los resultados son estupendos.

Laura dijo...

Nunca habia oido hablar del horno solar. He preparado tomates en aceite, pero siempre les habia ya comprado deshidratados...
tendre en cuenta el horno solar
Laura
Cocinando hacia los picos

Ernesto Gomez dijo...

Primera ves que veo y entendi muy bien.
Solo falta investigar el horno solar, pero ya tengo idea, es una cámara en el sol, tapado con un vidrio, luego un espejo en el costado le dirige la luz del sol potencializando el efecto, me parece que puede tener dos espejos ensitios adecuados y tengo mas efecto.

Gracias.

¿Qué opinas de esta publicación?

Bienvenido y gracias por tu visita, es muy importante conocer tu opinión, recibir tus sugerencias y si tienes alguna consulta te responderé lo antes posible.