COCINA SOLAR

La cocina solar, en su término más amplio, es un artefacto que nos permite cocinar alimentos utilizando la radiación solar como fuente de energía. Se clasifican en dos grandes grupos:
  • Cocinas solares de concentración: aquellas que, como su nombre indica, concentran la radiación solar en un punto (o pequeña zona), en el cual se colocan los alimentos a cocinar. Generan altas temperaturas y su funcionamiento se basa generalmente en las propiedades ópticas de superficies parabólicas con alto índice de reflexión.
  • Cocinas solares de acumulación: son espacios térmicamente aislados, donde se captura y acumula energía solar, hecho que produce un efecto invernadero, el cual es causa la cocción de los alimentos que se coloquen en su interior.
En esta sección vamos a referirnos a las cocinas solares parabólicas, pertenecientes al grupo de cocinas solares de concentración.

Qué es y cómo funciona una cocina solar parabólica:

Es un artefacto diseñado para cocinar alimentos utilizando la energía solar. Existen muchos modelos comerciales, incluso hay quienes se animan a fabricarlas dándoles características especiales.

Partes de una cocina solar parabólica.

Básicamente una cocina solar parabólica consta de tres partes:

cocina solar parabólica

  1. Soporte o parrilla para el recipiente de cocción: De diversas formas y tamaños, según el modelo de cocina, su función es ubicar de forma segura y estable el recipiente de cocción (olla, cazuela, sartén, plancha, etc.) en el foco de la superficie parabólica.
  2. Concentrador parabólico: en cuyo eje queda dispuesto el soporte del recipiente para cocinar. Debe estar fabricado con material óptimo, fácil de limpiar y de alto poder reflexivo. Varias piezas de este material, según el modelo de cocina, se unen, uno a otro, con la adecuada curvatura, para configurar la superficie parabólica.
  3. Estructura soporte del sistema: fabricado de madera o metal según el modelo, tiene como función soportar los elementos de la cocina, aportando estabilidad al conjunto y  facilitando la utilización. Está articulado al concentrador, permitiendo su giro, de este modo se puede reorientar o aplicar la función de encendido / apagado.
Algunos modelos de cocinas disponen de un sistema de alineamiento o eficiencia solar, generalmente es un visor, cuya sombra nos informa sobre la ubicación del concentrador parabólico y la necesidad de reorientarlo adecuadamente para conseguir un rendimiento óptimo.

Principio de funcionamiento.

La dirección de propagación de una onda se representa mediante líneas que se denominan rayos, la forma de la superficie en la que inciden determina la dirección de los rayos reflejados. Cuando la forma de dicha superficie es parabólica, todos los rayos que llegan paralelos al eje de la parábola se reflejan y pasan por un mismo punto al cual se denomina foco. Esta es la propiedad fundamental en la cual se basa el funcionamiento de todas las cocinas solares parabólicas.

cocina solar parabólica

El concentrador solar parabólico es un dispositivo que concentra en un solo punto o foco, todos los rayos solares incidentes en su superficie, orientado adecuadamente en la dirección del sol conseguirá  alcanzar altas temperaturas que permiten cocinar alimentos.

Qué tipos de cocina solar parabólica existen:

Existen gran variedad de modelos, por un lado tenemos las cocinas solares comerciales y de otro, versiones caseras construidas a partir de diseños y materiales diversos.
Sin embargo una clasificación útil, sobretodo en miras a elegir un modelo para comprar o construir, es en función de la geometría de la superficie parabólica de su reflector. De esta manera encontramos dos grandes grupos:
  1. Cocinas con superficie parabólica de foco expuesto.
  2. Cocinas con superficie parabólica de foco profundo.
cocina solar parabólica

Las cocinas solares parabólicas que utilizan superficies de foco profundo son mucho más recomendables, al quedar el foco dentro del plano de la parábola son más eficientes, debido a que la zona de cocción está mejor protegida del viento. También son más seguras, se evitan situaciones peligrosas, como el deslumbramiento del utilizador, quemaduras fortuitas o un posible incendio en zonas adyacentes.

Información útil sobre la cocina solar parabólica:

¿Qué recetas puedo preparar en una cocina solar parabólica?

Se puede preparar las mismas recetas que en una cocina convencional eléctrica o de gas.
En una cocina solar parabólica se puede guisar, hervir, tostar, cocer a la plancha, al vapor, en baño maría y freír, incluso es posible, con el accesorio adecuado,  utilizarla para hornear.

¿Los alimentos preparados en una cocina solar parabólica saben igual?

Las texturas y los sabores son los mismos, el éxito de las recetas al igual que en la cocina convencional depende de la habilidad del cocinero. Mediante la cocina parabólica solar solo se reemplaza la fuente de energía que genera el calor, la resistencia eléctrica o el fuego, es sustituido por una zona de energía solar concentrada. Por tanto, los resultados a nivel gastronómico son idénticos.

¿Qué temperatura alcanza una cocina solar parabólica?

En general, el reflector de una cocina solar parabólica eficiente, se diseña con el propósito de concentrar suficiente energía solar para producir temperaturas por encima de 200 °C, por ello son apropiadas tanto para freír, asar o incluso hornear como cualquier cocina convencional.

¿Una cocina solar parabólica necesita ollas y cacerolas especiales?

Se deben utilizar preferentemente recipientes oscuros, totalmente metálicos, mejor si son negros esmaltados u ollas de hierro fundido. Los recipientes metálicos oscuros absorben mejor la radiación solar, convirtiéndola en energía térmica.  Debe evitarse ollas o cazuelas con asas de plástico, o proteger éstos con papel aluminio, el calor que genera la cocina solar parabólica es capaz de dañarlos seriamente.
Los recipientes de aluminio brillante reflejan la luz por lo cual no son recomendables y los cazuelas de barro cocido o cerámica conducen mal el calor y pueden agrietarse.

¿Cuál es el tiempo de cocción de los alimentos en la cocina solar parabólica?

El tiempo de cocción de los alimentos depende de diversos factores, siendo la eficiencia del modelo de cocina solar parabólica utilizado y las condiciones meteorológicas los más determinantes. En  términos generales se puede decir, que en un día claro y seco, podemos esperar un tiempo de cocción similar al empleado en una cocina convencional.
Los factores que afectan el tiempo de cocción son:
  • la calidad de la luz del sol en el momento que se está cocinando
  • el tipo y la cantidad de los alimentos que se cocinan
  • que tan adecuados sean las ollas o recipientes empleados
  • la frecuencia con la que se reorienta la cocina
  • la humedad ambiental es también un factor condicionante, a mayor humedad el tiempo de preparación será mayor.
  • la presencia de viento reduce la eficiencia de la cocina

 

¿Es difícil enfocar una cocina parabólica correctamente?

Orientar o enfocar la cocina solar parabólica es sencillo, los modelos comerciales incorporan mecanismos que permiten fácilmente girar la base de la cocina para poder seguir el avance del sol y corregir la inclinación vertical del reflector, realizando ambas acciones es fácil conseguir el enfoque adecuado.
La posición exacta en cada momento se determina con ayuda de un indicador, incluído en la mayoría de equipos, o cuando el reflejo (llamas solares) abarcan la zona inferior de la olla o cazuela.

¿Con qué frecuencia hay que reorientar una cocina solar parabólica?

La necesidad de reorientar depende en gran medida de lo que está cocinando, la hora del día, y la temperatura que se desea mantener. Una buena regla es reorientar o alinear la cocina solar parabólica cada 15 o 20 minutos hacia el sol para mantener la temperatura máxima, mientras por una parte se gira la base de la cocina siguiendo al sol, por la otra se inclina el reflector hasta que la sombra en el indicador de posición lo centran nuevamente o bien las "llamas solares" o reflejo, abarcan de nuevo la parte inferior del recipiente de cocción.
Al mediodía el sol está alto en el cielo y se mueve rápidamente respecto del punto de enfoque, creando la necesidad de reorientar con mayor frecuencia. A medida que avanza el día no será necesario variar la orientación con tanta frecuencia.

¿Qué peligros presenta la utilización de una cocina solar parabólica?

Como cualquier aparato de generación de calor es necesario respetar ciertas normas de seguridad, hay que recordar que se trata de una cocina capaz de generar altas temperaturas en presencia de la radiación solar, por tanto deberá ser manipulada conscientemente y por personas adultas.
Deberá tenerse especial cuidado en el foco de calor, la ausencia de fuego u otra señal visual, puede hacer que no nos demos cuenta de la temperatura que realmente existe ahí.
Otro punto a considerar es el deslumbramiento, colocarse directamente frente al reflector puede encandilarnos, por eso las labores de manipulación deben hacerse ubicándonos de lado o en la parte posterior del reflector.

¿Puedo usar la cocina solar parabólica en invierno?

La cocina solar se puede utilizar en cualquier día y estación del año. El factor más importante en el uso de las cocinas solares no es la temperatura ambiente, sino el brillo solar. Incluso, un día frío de invierno pero seco y con cielo claro, permitirá cocinar más rápido que un día húmedo de verano.
Sin embargo, en el verano hay más horas útiles disponibles para cocinar que en los días de invierno.

¿Cuál es el tiempo de vida útil de una cocina solar parabólica?

La vida útil estimada de una cocina solar comercial de buena calidad es 15 años, no obstante con el cuidado adecuado puede durar toda la vida.
En caso de las cocinas fabricadas artesanalmente, el tiempo de vida útil, obviamente dependerá de los materiales utilizados y la técnica empleada en su construcción.

¿Cúanta energía puedo ahorrar en casa utilizando una cocina solar?

El ahorro producido por una cocina solar parabólica, debe estimarse tanto en términos económicos como medioambientales, y en función del tipo de energía convencional que sustituyamos con su utilización. Utilizando las siguientes equivalencias a efectos de generación de CO2, evaluaremos cada caso:
  • 1 kWh de la red de electricidad de España equivale a:    0,62046 kg de CO2
  • 1 kWh de gas butano (bombona) equivale a:    0,260 kg de CO2
  • 1 kWh de gas natural equivale a:    0,231 kg de CO2

Si cocinamos con electricidad:

Se estima que son necesarios unos 175 kWh anuales de energía eléctrica por persona para satisfacer sus necesidades de cocinar alimentos. Teniendo en cuenta que el tamaño de un hogar español medio es 2,9 personas (Fuente: INE), el consumo de electricidad para cocinar en una vivienda española será:
2,9 x 175 = 507,5 kWh
El precio del kWh es variable según el suministro contratado, pero a efectos de simplicidad tomaremos el de la tarifa residencial habitual de 0,1492 €/kWh (julio 2012), que sumándole el 24,03% de impuesto sobre la electricidad más el IVA, resulta en: 0,1851 €/kWh
Por tanto, el costo anual promedio de un hogar español que cocina con electricidad es:
507,5 x 0,1851 = 93,94 €
Además originará una emisión a la atmósfera de:
507,5 x 0,62046 = 314,88 kg de CO2

Si cocinamos con bombona de butano:

Un hogar español medio (2,9 personas) equipado con una cocina de gas, consume alrededor de 4 bombonas de 12,5 kg al año. El precio de una bombona es de 16,45 euros (julio 2012).
Por tanto, el costo anual de una familia en España que cocina con gas envasado es:
4 x 16,45 = 65,80 €
El butano tiene una capacidad calorífica de 13,7 kWh/kg, si se utilizan 4 x 12,5 = 50 kg generaremos al año 50 x 13,7 = 685 kWh de energía a partir de butano.
La emisión estimada a la atmósfera de esa energía en un año es:
685 x 0,26 =  178,1 kg de CO2

Si cocinamos con gas natural:

Para simplificar cálculos supondremos que el consumo de gas natural es igual al del butano (en realidad es muy similar) y debido a la existencia de varias tarifas, utilizaremos la tarifa "Gas Básica" de 4,35 €/mes de término fijo y 0,0593 €/kWh de término variable, por tanto un hogar español que cocina con gas natural, gastará anualmente:
12 x 4,35 + 685 x 0,0593 = 52,20 + 40,62 = 92,82 €
La emisión anual a la atmósfera asociada en este caso será de:
685 x 0,231 = 158,2 kg de CO2

Resumiendo y comparando resultados:


Tipo de energía Costo en euros emisiones (kg de CO2)
 Electricidad 93,94 314,88
 Bombona butano 65,80 178,10
 Gas natural 92,82 158,20
 Energía solar 0,00  0,00

Los cálculos son en base a promedios de consumo y tomando como referencia un hogar conformado por 2,9 personas.
Como se puede apreciar la opción más cara y la que más contamina es la energía eléctrica, en sí la electricidad es limpia, lo que no es limpio es la forma en que se produce.
El ahorro que produce una cocina solar parabólica dependerá de la utilización que hagamos de ella, siempre que la empleemos será a costo CERO (económico y medioambiental). De los datos expuestos en la tabla anterior se puede deducir que la inversión en una cocina solar es rentable, su precio se amortiza en pocos tiempo y es un equipo que con un mínimo de cuidado dura toda la vida.
La cocina solar parabólica es un equipo complementario de cocina, capaz de sustituir perfectamente a una cocina convencional eléctrica o de gas si las condiciones meteorológicas son adecuadas, y en España hay una media de 2.500 horas de sol anuales aprovechables (más de 300 días al año en que podemos emplearla, sea invierno o verano).

Cómo utilizar una cocina solar parabólica:

De igual manera que con las cocinas convencionales, con el uso frecuente, conseguirás utilizar la cocina solar parabólica sin ninguna dificultad. No obstante, van algunas recomendaciones:
  • La cocina solar necesita de un lugar soleado, plano y protegido del viento. Si existe riesgo de viento fuerte, coloca un peso en la estructura soporte a modo de lastre.
  • Utiliza siempre recipientes oscuros para cocinar. Las más recomendables son las ollas negras. Las cazuelas de barro o cerámica no son apropiadas.
  • No utilices ollas con elementos que no soporten altas temperaturas (asas de plástico o madera), si los tuviesen, protegelos con papel de aluminio.
  • La radiación solar concentrada por la cocina, señala en la olla un reflejo o “llamas solares”, éstas deben incidir en la base del recipiente de cocción. 
  • Se debe reorientar la cocina cada 15 a 20 minutos hacia el sol, por una parte se gira la  base de la cocina y por otra se inclina el reflector hasta que la sombra del indicador de posición lo centran nuevamente o las “llamas solares” cubren nuevamente la base de la olla o cazuela.
  • Verifica que no haya sombra en el reflector y que no esté sucio o sin brillo.
  • Si el reflector está generando demasiada temperatura y no es necesario tanto calor, simplemente desorienta un poco la cocina hasta conseguir la intensidad adecuada para tu preparación.
  • Utiliza siempre que sea posible ollas con tapa, así no se perderá el calor y la cocción será más rápida.
  • Para freír utiliza una tapa con perforaciones o una malla de alambre para evitar que las salpicaduras de aceite ensucien el reflector.

Consejos de seguridad al usar cocinas solares parabólicas:

 La cocina solar parabólica cuenta con un reflector de rendimiento considerable, capaz de generar  temperaturas bastante altas que hacen posible hasta freír. Si se coloca un pedazo de papel en su punto focal, se quemará de inmediato. Por ello debes tener en cuenta algunas normas de seguridad:
  • No deben haber niños solos cerca de la cocina solar.
  • No permanezcas frente al reflector para evitar el deslumbramiento. Para acercarte de forma segura a la cocina, gira el reflector a su posición de apagado.
  • La olla, su tapadera y el soporte se calientan mucho debido a la radiación solar concentrada, utiliza siempre manoplas para coger la olla o levantar la tapa.
  • No dejes las manoplas, ni los trapos de cocina sobre la olla, pueden quemarse.
  • Si no estás utilizando la cocina, debes colocar el reflector en la posición OFF o apagado, con el reverso hacia arriba como si fuera una seta.
  • Si desmontas la cocina, ten mucho cuidado con el reflector, es recomendable colgarlo en una pared de forma que no reciba radiación solar.
  • Orienta la cocina con la ayuda del indicador y no mires hacia el interior del reflector.

Mantenimiento y limpieza de la cocina solar parabólica:

La cocina solar no necesita ningún mantenimiento, tán solo es necesario mantenerla limpia a fin de que la superficie reflectora trabaje eficientemente. Su limpieza es sumamente fácil, para ello sigue estas recomendaciones:
  • Sólo debes utilizar esponjas o paños suaves.
  • Primero limpiar el reflector con un trapo húmedo o esponja y algo de lavavajillas o detergente no abrasivo. Inmediatamente después aclarar con agua limpia.
  • Para que no queden manchas de cal, secar el reflector luego de lavarlo con papel absorbente o un paño seco.
  • Las salpicaduras o manchas gruesas, como las de grasa, es mejor limpiarlas al momento.
  • NO utilices ningún tipo de estropajo de metal o abrasivo, puedes dañar la superficie de las láminas del reflector.
En este video se puede apreciar lo sencillo que es limpiar una cocina solar parabólica:


¿Cómo construir una cocina solar parabólica?

Construir una cocina solar parabólica es algo complejo, requiere conocer ciertos principios de óptica, geometría y respetar rigurosamente las medidas lineales y angulares del manual de fabricación que hayamos elegido.
En internet pueden encontrarse muchos diseños, no avalamos ninguno en especial, es más, a menos que se cuente con cierta experiencia, conocimientos y herramientas adecuadas, desaconsejamos llevar a cabo su construcción. Una cocina solar mal confeccionada puede dar lugar a accidentes muy serios, como fuertes quemaduras o causar de incendios.

¿Qué modelo de cocina solar parabólica comprar?

En el mercado existen varios modelos de cocinas solares, lo primero que tienes que tener en cuenta antes de elegir un modelo, es ver cual se ajusta mejor a tus necesidades. Vas a encontrar dos tamaños estándar predominantes:
  1. Cocinas cuyo reflector mide alrededor de 1 m. de diámetro.
  2. Cocinas con reflector de alrededor de 1,4 m. de diámetro.
Dependiendo del modelo, las del primer grupo tienen una potencia de 400 a 500 vatios, y en las del segundo grupo la potencia oscila entre los 650 a 750 vatios.
Por tanto, desconfía totalmente de equipos cuyas potencias no guarden concordancia con los valores mencionados. Si la cocina de tu interés argumenta poseer una potencia muy superior, solicita al vendedor información técnica que asi lo justifique.

Criterios útiles para comprar una cocina solar parabólica adecuada:

En base a lo anterior:
  • Si necesitas la cocina para preparar numerosas raciones de alimentos y no tienes problemas de espacio, lo recomendable es elegir una cocina de 1,40 m. de diámetro.
  • Si vas a ubicar la cocina en un espacio reducido, o habitualmente preparas alimentos para 3 ó 4 personas, una cocina de 1 m. de diámetro es lo aconsejable.
En cuanto a seguridad y eficiencia es preferible elegir un modelo con concentrador parabólico de foco profundo.
Por último, si deseas comprar una cocina solar parabólica de buena calidad, usa el sentido común, haz el trato con una empresa fiable, que tenga visible sus datos legales y de contacto. Además que muestre información clara y verificable sobre las características técnicas y la procedencia de los equipos que tiene en venta.

¿Cuál es el precio de una cocina solar parabólica?

El precio de una cocina solar parabólica fabricada en la UE, varía según el modelo y oscila entre 200 y 500 euros, si el equipo que te interesa tiene un valor que no encaja en este rango de precios, ten precaución.
Si bien las cocinas solares no son aún artefactos demandados masivamente, su venta está en aumento, cada vez más gente motivada por el ahorro de energía y la protección medioambiental las adquiere. Lo anterior ha originado la aparición en el mercado de vendedores de copias de modelos patentados, las cuales, se ofrecen como originales a precios por debajo de su valor real, aprovechándose de la buena fé del consumidor con equipos de diferentes prestaciones y dudosa calidad.
Por último existen versiones de marca blanca de cocinas parabólicas, en su mayoría de procedencia china, cuyos precios están entre los 100 y 150 euros, sobre su calidad y prestaciones conocemos poco, cuestión de solicitar información a los importadores.
A diferencia de otros artefactos domésticos, el precio de una cocina solar parabólica se amortiza en poco tiempo mediante el ahorro económico en las facturas de energía eléctrica o de gas. Lo cual, es ya una gran ayuda a la economía familiar en los hogares que las utilizan.


Algunos modelos de cocinas solares parabólicas:

Con estructura fabricada en acero inoxidable, reflector parabólico de 1,05 m. de diámetro, tiene una potencia de 500 W con cielo despejado. Esta cocina solar parabólica ocupa un área de suelo de 0,9 m2, ligera, pesa 8 kg. Fabricada en Francia.


Con estructura de madera tratada, diseño innovador, no necesita herrramientas para su montaje o desmontaje, maleta para transporte. El reflector de esta cocina solar parabólica tiene un diámetro de 1 m2, pesa 6,5 kg y tiene una potencia de 500 W con cielo despejado. Fabricada en Francia.


Construida integramente en aluminio, muy robusta, reflector parabólico de 1,4 m. de diámetro, tiene una potencia promedio de 700 W. Esta cocina solar parabólica tiene base giratoria, visor de alineamiento y pesa 18,5 kg. Fabricada en Alemania.


Estructura y reflector fabricado en aluminio especial de 1,1 m. de diámetro, tiene una potencia promedio de 450 W. El peso de esta cocina solar parabólica es 12 kg, tiene base giratoria y visor de alineamiento. Fabricada en Alemania.



Esperamos que la información de esta página te resulte útil para conocer un poco más sobre las características y  el funcionamiento de las cocinas solares parabólicas. Si tuvieses alguna consulta no dudes en ponerte en contacto, te responderemos inmediatamente.